¿Cómo cambiar los bajantes de la comunidad?

Actualizado: 8 ene


Si te estás leyendo estas líneas es que seguro has sido uno de los sufridores de los temidos bajantes de fibrocemento. Imagino que en algún momento , seguramente inoportuno, de repente por el techo de tu cocina o de tu cuarto de baño comenzó a caer agua, y no limpia, agua sucia…



Entonces, desesperado llamas a tu administrador de fincas y le cuentas lo que te ocurre, que para eso estamos.

Con suerte, una vez avisada a la compañía aseguradora, en poco tiempo tendrás un fontanero en tu casa, que después de abrirte el falso techo te da la noticia:

“El bajante de la comunidad es de fibrocemento, tiene muchos años y está fisurado (o roto del todo)”

El seguro avisa al administrador que como los bajantes son tan antiguos, no se han renovado, se considera que hay una falta de mantenimiento, así que en la mayoría de los casos, sólo cubren los daños producidos por el agua (el falso techo que se ha mojado, muebles dañados...). La reparación del bajante en sí, corre a cargo de la comunidad.



Pues ahora toca en el mejor de los supuestos, cambiar ese tramo de bajante (entre planta y planta), porque arreglar un bajante de fibrocemento no es lo idóneo, aunque soy consciente que en muchas comunidades prefieren parchear el problema por falta de liquidez y por evitar meterse en obras mayores.

El bajante suele discurrir dentro de un “falso pilar”, quiero decir, que parece un pilar pero por dentro lo que hay es el bajante. Si está ubicado en el baño o en la cocina, suele estar revestido de azulejos. Pues bien, cuando hay que cambiarlo y los azulejos son muy antiguos, es seguro que salvo milagro, no los vamos a encontrar iguales. Pero la situación no mejora si son más actuales (por reformas recientes) , hay muchos cambios de tendencia y modas en azulejos, por lo que salvo que hayas sido previsor (y tengas guardadas algunas piezas), tampoco se podrán poner iguales. Esto es otro asunto a solucionar.


Finalmente se resuelve, nos ponemos manos a la obra:

  1. Se demuele el “falso pilar”.

  2. Se coordina con el resto de vecinos la duración de la intervención para que no usen los baños y /o cocina (y que no caiga agua sucia a los operarios).

  3. Se retira el viejo bajante de fibrocemento (por personal autorizado a gestionar estos residuos), se instala el nuevo de PVC y se vuelve a cerrar.

  4. ¿Y los azulejos? Pues si fuiste previsor y tenías guardados de la reforma que hiciste, todo quedará perfecto, pero si no, se colocarán otros nuevos que a pesar de no ser iguales coordinarán con los existentes y formarán una columna decorativa. Lo cierto es que he visto algunas combinaciones realmente bonitas.

¿Y termina todo aquí? Pues no, termina en tu cuarto de baño, pero en tu edificio hay más bajantes, igual de viejos, y de modo de aleatorio, de vez en cuando a otro vecino le tocará y vuelta a empezar. Incluso te puede volver a ocurrir a ti en la cocina o en el otro baño. Hay ocasiones en que la rotura afecta a varias plantas, con lo cual se ven afectados los vecinos del tercero, del cuarto y del quinto …


En fin, después de ver muchas situaciones estas, mi consejo es abarcar el problema de

forma global, que en junta de propietarios habléis de este asunto y de manera programada toméis la decisión de actualizar esta instalación. Es mejor una intervención bien organizada tanto a nivel de ejecución como a nivel presupuestario, que ir a salto de mata reparando cuando se rompe y a toda prisa.

Abogamos por el mantenimiento preventivo y no correctivo, los bajantes son las tripas de nuestro edificio, de nuestras casas… ¿de verdad vamos a esperar a que se rompan?

Si tienes dudas sobre tu caso en concreto, puedes consultarnos en hola@almartur.es, seguro que podemos ayudarte.

283 visualizaciones2 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo